jueves, 21 de mayo de 2015

JOSÉ G. CORDONIÉ


José G. Cordonié
(Madrid-La Coruña-Nueva Orleáns)



Inventor de ficciones. «Las Baladas de Morotropium» (Ediciones Oblicuas, 2012): Narración poética finalista del Premio La Nunca Poesía. «26 [Veintiséis]» (M,A.R. Editor, 2013): Novela ganadora del Premio Wilkie Collins de Novela Negra. «El amor es un revólver cargado por el diablo» (Ediciones Lupercalia, 2014). Novela. Ha colaborado en las Antologías de Relatos «Nueva York»; y «Los mejores terrores en Relatos» de M.A.R. Editor, «Demasiado viejo para el rock&roll (demasiado joven para morir)» y «2099» (de Ciencia Ficción) con Ediciones Irreverentes. Su libro de relatos (aún inédito) «La Negra Negra Luz del Círculo Oscuro» fue seleccionada entre las obras finalistas del Premio Vivendia de Relatos 2011. En Julio de 2012 realizó un mini-cómic para ilustrar el disco «Polvo de Estrellas» de Scopitones. Ha participado en la novela «Democracias intervenidas por títeres sin cabeza» (cadáver exquisito) de Ediciones Irreverentes. Y ha colaborado en los números 12 y 13 de Vinalia Trippers. Escribe en el blog http://josegcordonie.blogspot.com.es/





¿De qué le salva la poesía?

Ya alguien dijo que la Poesía no sirve para nada. Y quizá tuviera  razón. No obstante, como escritor tengo la necesidad vital de expresarme, y la poesía me permite proyectar en imágenes aquello que siento, que vivo y que me despierta o me aturde. Me permite salir de la rabia encerrada en la que a veces me encuentro envuelto.

¿Un verso para repetirse siempre?

Sobre todo en estos tiempos que vivimos me viene a menudo a la cabeza éste de Francois Villon:
«Toda bestia protege su piel;
aunque la dominen, amaestren o aten,
si puede, se desata».

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?

De poesía, quizá, Las flores del Mal de Baudelaire.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?

Todo se resume en uno: la metafísica de los sentidos y de los sentimientos, ya que es lo que nos lleva al abordaje de cualquiera de los demás temas, o de los grandes temas, partiendo de la Realidad que nos rodea y de los sueños que siempre se difuminan en el horizonte.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?

Aquel de Oración de la tarde de Rimbaud, «Vivo como un ángel sentado en manos de un barbero».

¿Escribir, leer o vivir?

La Santísima Trinidad. Indivisible, tres serpientes que se devoran las unas a las otras formando un círculo que nunca llegará a completarse.

¿Dónde están las musas?

En el limbo de lo incierto, entre luces y sombras, esperando a que algún incauto las sodomice sobre su piel de dulce veneno. Les gusta la imaginación y la disciplina a partes iguales.

¿Qué no puede ser poesía?

En mi opinión, la poesía es una composición donde se manifiesta el sentimiento a través de la palabra, sea en verso o sea en prosa, buscando una estética, un ritmo y, sobre todo, hacer llegar un mensaje.  Muchos se equivocan al pensar que la poesía es sólo aquella que es lírica, cuando ésta es sólo una parte de la otra. Por tanto, no puede ser poesía si no es lo anterior.

¿Cuál es el último poemario que ha leído?

«Economía de guerra», de Ana Pérez Cañamares (Ediciones Lupercalia). Un grito poético muy actual sobre lo que nos rodea y sobre la rabia y la indignación que han hecho que nos nazca dentro.

Si todos leyéramos versos, el mundo…

… sería un Metaverso.

Tres autores para vencerlo todo.

Es difícil indicar sólo tres autores, por tanto citaré a tres de los que se encuentran entre mis lecturas de cabecera: Bukowski, Kafka y Raymond Carver.

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?

Papel y lápiz y teclado, dependiendo de lo que escriba, que a su vez depende del momento. Soy mucho de lápiz y de papel, de cuadernos de escritos y dibujos, aunque el teclado es el medio que más utilizo para el relato o para la novela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario