miércoles, 21 de octubre de 2015

ÁNGEL MUÑOZ RODRÍGUEZ


Ángel Muñoz Rodríguez
(Madrid, 1977)


Cursó estudios de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid. Como escritor ha publicado “Ya no leo tebeos de Wonderwoman” con la editorial digital Groenlandia Ediciones y su segundo poemario hasta la fecha titulado “Como Ulises en una cacharrería” en Octubre de 2010 con la editorial Bohodón Ediciones. Apariciones puntuales en revistas literarias en formato papel y digital con algún poema. Reseñado en el periódico dominicano “HOY” en Enero de 2010, sección cultural. Su otra pasión es la fotografía, colaborando en pequeños medios, portadas e interiores de libros (“Cartas de un recién llegado y Otros Poemas” de José Luis Pasarín Aristi) y exposiciones en diversos locales de la geografía madrileña que tienen a bien prestarle su espacio. En la actualidad disfruta de la música y los conciertos, los amigos, el cine y los viajes, mientras tanto prepara un par de proyectos que le tienen bastante ilusionado.



¿De qué salva la poesía?

Salva del tedio, de esos espacios desaprovechados que malgastamos. Nos salva de la insensibilidad en la que las prisas de esta sociedad consumista nos hunde. Tal vez, incluso, al leer a otr@s, a mí me salva de saber que no soy yo el únic@ que siente o piensa de una determinada manera, que no soy un extraño, aunque tampoco me importaría serlo.


¿Un verso para repetirse siempre?

Y ya jamás
volverá a ser el mundo como era, de Roger Wolfe.


¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?

Todos y ninguno. Me explico. Todos los libros, bien en prosa bien en verso aportan, suman algo. El problema es que una vez leídos, en muy contadas ocasiones volvemos sobre ellos, es algo que he comprobado con los años.  La cuestión sería ver quién reúne el valor de deshacerse de esos poemarios o novelas para que otros nuevos ocupen su lugar. Es una cuestión de espacio, al menos en mi caso, al vivir en un piso pequeño.
Si tuviera que mencionar cinco poemarios que yo tengo y considero vitales son: “Poeta en Nueva York” de García Lorca, “Todos nosotros” de Raymond Carver, “La Casa Roja” de Juan Carlos Mestre, “La ciudad” de Karmelo Iribarren e “Hilos” de Chantal Maillard.


Amor, muerte, tiempo, vida… , ¿cuál es el gran tema?

Da igual, creo que todo es poetizable. Lo único que se necesita es el prisma adecuado. Una bolsa de plástico llevada por el aire. Un anciano sentado en un banco y dándole de comer a los pájaros. Dos niños jugando en la calle. Qué mas da. No creo que exista un gran tema.


¿Qué verso de otro querría haber escrito?

En Cavalo Morto las sandías son mujeres semidormidas que tienen en medio del corazón el ruido de un manojo de llaves, de Juan Carlos Mestre.

Es precioso, visual, genuino, admirable.


¿Escribir, leer o vivir?

Vivir, leer y escribir. Ese es mi orden. Lo más importante es vivir, acumular experiencia. Después leer, devorar libros. Y por último, si así se desea, escribir.  No se puede escribir si no se vive o no se lee. Aquel que escribe sin vivir y sin leer está falseando, mintiendo, y la poesía si algo debe ser es honesta, honesta con uno mismo (con el que la escribe) y honesta con el lector.


¿Dónde están las musas?

Donde te pillen. Da igual la hora y el sitio. Más que musas yo lo llamaría ganas, impulso.


¿Qué no puede ser poesía?

Aquello que se ha escrito y sobre lo que no se ha vuelto, lo que no se ha revisado. La poesía, no lo olvidemos, es un arte, un oficio, y por tanto requiere de un momento de creación, un momento de reposo y reflexión y un momento de corrección.
A día de hoy se publican muchas cosas que están escritas de manera impulsiva y se nota a la legua que no han sido trabajadas por el autor. Eso no es poesía.


¿Cuál es el último poemario que ha leído?

Guardia Nativa de Natasha Trethewey. Premio Pulitzer de Poesía en el 2007.

No soy de premios, pero al ver este poemario en los estantes de una librería de viejo en Madrid, me llamó la atención. Soy un enamorado de la poesía norteamericana, no de la generación Beat, pero Sharon Olds, Raymond Carver o Mary Jo Bang son poetas, para mí, de cabecera.

Quiero indagar más sobre esta mujer que he descubierto con este libro. Buscar más lecturas de Natasha Trethewey.


Si todos leyéramos versos, el mundo…

Seríamos demasiado parecidos. Amo la diversidad.


Tres autores para vencerlo todo.

Raymond Carver, Chantal Maillard y Federico, sí, Federico García Lorca.


¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?

Papel y lápiz siempre. Teclado para pasar a limpio. Smartphone nunca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario