jueves, 21 de enero de 2016

ISMAEL CABEZAS


Ismael Cabezas 
(La Línea de la Concepción, Cádiz, 1969)


Es Graduado Social por la Universidad de Granada. Ha publicado los siguientes libros de poemas: La herencia bastarda de los días (1999), Breve tratado de melancolía (2001), Premio “Arte Joven de Poesía  2001” Ayuntamiento de Madrid, En mitad de ninguna parte (2002), accésit al Premio “Arte Joven Creación literaria 2002” Ayuntamiento de Madrid, El otoño del solitario (2003),  Paisaje para un ciego (2008), seleccionado para el Premio Andalucía de la Crítica de 2009, Pisadas en la nieve sucia (2014) y Sutura (2015).
Ha publicado poemas en diversas revistas como Karavanazine y El coloquio de los perros. Su obra aparece en diversas antologías como Conclave de náufragos (2000), publicada por la Universidad de Cádiz. Es miembro del Instituto de Estudios Campogibraltareños en su sección de literatura. Ha colaborado con La Galla Ciencia en el especial HOY FIRMA dedicado a JAIME GIL DE BIEDMA.




¿De qué le salva la poesía?
Del espanto cotidiano que es vivir.

¿Un verso para repetirse siempre?
 “Fuera un solo verso capaz de ennoblecerte” de José Luis Parra.

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
 “Las personas del verbo” Jaime Gil de Biedma.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
El gran tema es el tiempo, todos los demás los vamos analizando en función de su transcurso.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
“De la vida me acuerdo, pero dónde está”, de Jaime Gil de Biedma.

¿Escribir, leer o vivir?
 Escribir sobre todo lo que se vive y sobre lo que se anhela vivir.

¿Dónde están las musas?
 En la vida cotidiana gris de un miércoles de enero. Sólo hace falta mirar un poco alrededor y contar lo que ocurre.

¿Qué no puede ser poesía?
Todo aquello en lo que no late la vida.

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
“Los dones del otoño” de Jesús Cereijo

Si todos leyéramos versos, el mundo…
Sería un lugar bastante más habitable. La vida sería menos mediocre, la derrota menos cruel.

Tres autores para vencerlo todo.
Luis Antonio de Villena, Jaime Gil de Biedma y Juan Luis Panero. Y me dejo en el tintero a José Luis Parra y a Karmelo C. Iribarren.

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?
 Teclado. “Pisadas en la nieve sucia” y “Sutura” fueron escritos y corregidos en un ordenador portátil. Nunca los llegué a imprimir.





No hay comentarios:

Publicar un comentario