jueves, 12 de enero de 2017

ÓSCAR NAVARRO

Óscar Navarro Gosálbez
Alicante, 1971

Licenciado por la Universidad de Alicante en Filología. Se dedica desde 1997 a la enseñanza de ELE. Si bien la literatura ha centrado desde siempre su interés, solo muy recientemente ha comenzado a cuajar con seriedad en letras que siguen en su mayoría guardadas en un cajón. Unos pocos poemas suyos han sido publicados en 2016 en fanzines como Hijos del aburrimiento y …Escribo porque eso, porque no puedo hablar.  Es uno de los fundadores de la asociación de agitación cultural «letras de Contestania». Su primer poemario sigue inédito.


¿De qué le salva la poesía?
De la monotonía, de la planicie, de la sensación de que ya lo conocemos todo. Más que un salvavidas, para mí la poesía es un modo de pensar y tratar de entender.

¿Un verso para repetirse siempre?
Cada vez que leía estas entrevistas de La Galla Ciencia me repetía que si me preguntaran a mí, lo tendría clarísimo, serían unos versos de Carlos Sahagún que dicen: «Cristal en el cristal más limpio, un día / nos miraremos hasta emocionarnos.»

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
Sin duda, la Biblia. Decir El Quijote es casi obligatorio. Además, para mí es esencial poder volver de vez en cuando a Rilke, a Eliot, a José María Álvarez... Para poder paladear la lengua y salivar de gusto con la lectura, Años y leguas de Gabriel Miró.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
Imagino que todos  y que alguno más. Para mí, en este momento, es la muerte como realidad ineludible no luctuosa. Si trato de encontrar conexiones entre ellos, llego a la conclusión de que el gran tema de la literatura es el ser humano. Pero no nos olvidemos de la Naturaleza, que para ella no existe ni tiempo, ni amor, ni vida, ni muerte porque todos esos temas son ella.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
y que vivir para poder reflejar  la Cruz. un cuaderno y un la a Kavafis, a Josl smartphone animales. Y estsolo en haceri tiempo,y que vivir para poder reflejar  la Cruz. un cuaderno y un la a Kavafis, a Josl smartphone animales. Y estsolo en haceri tiempo,«Polvo serán, mas polvo enamorado».

¿Escribir, leer o vivir?
Leer, sin duda. Escribir, la mayoría de las veces, surge como una necesidad de emular, de glosar o de contradecir a lo leído. Vivir se da por descontado. De todos modos, me molesta cuando se dice que hay que vivir para poder reflejar experiencias en la escritura, ¡como si vivir consistiera solo en hacer grandes viajes, en correr aventuras o en hundirse en fangos de varia índole! La gran poesía mística nos enseñó que nada de eso es necesario: «¡Qué descansada vida / la del que huye del mundanal ruido…!»

¿Dónde están las musas?
Las mías, casi siempre, en las páginas de algún libro. Luego, en ese momento difícil de explicar en que consigues una verdadera concentración.

¿Qué no puede ser poesía?
Lo tópico. Lo hecho sin ganas. Lo que podrías decir mejor sin saltar de línea. Lo que no se toma la lengua en serio, aunque sea para reírse de ella. Lo panfletario.

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
El último leído ha sido El libro blanco de Augusto Rodríguez. ¡Superior! Pero tengo ahora entre manos la Poesía completa de Ángeles Navarro Guzmán, poeta de Elda fallecida en 2009, a la que no conocía, y me está pareciendo muy interesante.

Si todos leyéramos versos, el mundo…
Supongo que sería igual, que cambiaría poco. Quizá, lo mejor es que tendríamos temas de conversación más interesantes de lo habitual. Discutiríamos hasta los puños por defender a un poeta frente a otro, en lugar de por un equipo u otro de fútbol. No soy un soñador con respecto al ser humano. Como especie, creo que seguimos siendo animales. Y está bien.

Tres autores para vencerlo todo.
Difícil seleccionar, pero diría que Quevedo, Eliot y… el tercero prefiero dejarlo en blanco porque no conozco a tantos como para cerrar así la nómina. Cada día descubro autores nuevos y me asombro de lo que todavía me queda por conocer.
Ahora que lo pienso bien, sí voy a decir un tercero: San Juan de la Cruz.

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?
Para anotar ideas uso papel y lápiz o pluma (bolígrafo muy pocas veces); no salgo de casa sin llevar en mi bolsa un cuaderno y un lápiz. Para intentar desarrollarlas, me manejo mejor con el teclado. El smartphone para escuchar música.


No hay comentarios:

Publicar un comentario