viernes, 21 de abril de 2017

YASMÍN C. MORENO

Yasmín C. Moreno 
Madrid, 1993



Estudió Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente realiza un Máster en Psicología General Sanitaria. Ha publicado la novela breve Los días verdes en formato digital (Plataforma Editorial, 2014) y el poemario El beneficio de la enfermedad (Ártese quien pueda, 2014). Ha participado en la antología Acaso esta atrocidad es el centro de todo (Stillness and Blood, 2015) y en las plaquettes Kérkira y No eres consciente, y en antologías digitales como Tenían veinte años y estaban locos, Animalario o Ciudades Esqueletos. Trema ha sido finalista del I Premio de Poesía Valparaíso. 





¿De qué le salva la poesía?
De la enfermedad, de la muerte. De mí misma.

¿Un verso para repetirse siempre?
Según la época me vienen a la cabeza de forma recurrente determinados versos…Ahora, por ejemplo, uno de Marçal: “He amado a un arcángel en pleno vuelo”.

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
The beauty myth, de Naomi Woolf.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
El eros y el thánatos, que lo engloban todo.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
Cualquiera de Pizarnik. Por ejemplo, aquel de: “Déjate caer y doler, mi vida”.

¿Escribir, leer o vivir?
¿No es todo lo mismo?

¿Dónde están las musas?
En los libros.  En las heridas.

¿Qué no puede ser poesía?
Creo que todo puede ser poesía, sobre todo es necesario que lo sea precisamente aquello que, a priori, no puede serlo.

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
La poesía completa de Piedad Bonnett.
  
Si todos leyéramos versos, el mundo…
Sería inaguantable.

Tres autores para vencerlo todo.
Autoras, en este caso: Virginia Woolf, Sylvia Plath y Marguerite Duras.

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?

Todo a la vez. Es como una cadena: anoto ideas en el móvil o a lápiz en libros, después las paso a cuadernos o folios, y por último al ordenador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario