lunes, 12 de junio de 2017

GREGORIO MUELAS BERMÚDEZ


Gregorio Muelas Bermúdez
Sagunto, 1977


Es licenciado en Historia por la Universidad de Valencia. Se dedica a la crítica literaria en diversas revistas digitales e impresas. Es cofundador y codirector de CRÁTERA Revista de crítica y poesía contemporánea. Es socio de la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (C.L.A.V.E.) y miembro del Consejo Editorial de Todo Literatura Web Literaria.

Ha ganado el Poetry Slam del I Festival de Poesía de Valencia “Vociferio” 2011, y ha recibido el Primer Premio del II Certamen de Haikus “Hawai Chigetsu” organizado por Letras Como Espada.

Obras publicadas: Aunque me borre el tiempo (Círculo Rojo, 2010), Cuando la aurora le hable al tiempo (Círculo Rojo, 2011), Un fragmento de eternidad (Germanía, 2014) y La soledad encendida, (Ultramarina Cartonera & Digital, 2015). Ha colaborado en la Antología Polimnia 2003-2013, Editorial Universitat Politècnica de València, y ha sido incluido en la antología Cartografías de Orfeo. Joven Poesía Valenciana, 2014, publicada por Isla Negra Editores de Puerto Rico.


¿De qué le salva la poesía?
Del olvido, siempre he creído que la poesía es el mejor instrumento para superar el tiempo que nos queda.

¿Un verso para repetirse siempre?
Cualquiera de José Hierro, por ejemplo: Grito “¡Todo!” y el eco dice “¡Nada!”, del soneto “Vida”.

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
Afortunadamente muchos, pero si he de elegir uno diría Ancia, de Blas de Otero, cuya lectura supuso un verdadero punto de inflexión en mi devenir como poeta.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
Supongo que el tiempo, a él se supeditan todos los demás, sin tiempo no hay vida, ni amor, porque incluso la muerte tiene un tiempo.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
Verrà la morte e avrà i tuoi occhi (Vendrá la muerte y tendrá tus ojos) de Cesare Pavese, un verso enloquecido, inolvidable.

¿Escribir, leer o vivir?
Vivir para continuar leyendo y escribiendo. En mi caso los tres son una y la misma cosa porque leer y escribir forman parte de mi vida.

¿Dónde están las musas?
En la constancia, en el esfuerzo, las musas solo te visitan cuando estás escribiendo.

¿Qué no puede ser poesía?
La violencia y la miseria.

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
El recelo del agua, de Bibiana Collado Cabrera, accésit del Premio Adonais 2016.

Si todos leyéramos versos, el mundo…
Sería más bello, mejor. Si la poesía es belleza ésta experimentaría un crecimiento exponencial hasta hacer cierto el conocido aserto del príncipe Mishkin.

Tres autores para vencerlo todo.
José Hierro, José Ángel Valente y Jaime Siles, y Claudio Rodríguez, y Francisco Brines, y todos los novísimos.

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?
Fuera de casa papel y lápiz o la aplicación de Notas del teléfono móvil, en casa siempre el teclado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario